Adios, Anti-Karaoke Madrid

Video e imagenes contenidas: Jorge Alvariño

Y como nunca deja de ser a pesar de nuestras ilusiones, la vida sigue en flujo, mis amigos. En esta instancia, con una noticia dulce-amarga: el miércoles 2 de julio de 2014 será la última velada de Anti-Karaoke en Madrid.

Será el final de una bonita y extraordinaria etapa de mi vida. Y una etapa bastante larga, además: siete años. Olé.

Explico, con mayor brevedad y candor que pueda:

En sus ocho años de existencia — cómo es normal en cualquier cosa que lleva tantos años — el Anti-Karaoke lleva etapas distintas. Altibajos. Cambios de salas. Cambios de habituales. Cambios de tecnología. Crises y dramatismos ocultos. Cambios de generaciones. Cambios de principales.

Pero en los últimos años, el Anti-Karaoke llevaba un período de declive de asistencia en ambas ciudades en que se celebraba. Ese declive se debía a una combinación de factores. Una, muy obvia, era la crisis económica de este país. Otra era la crisis en la relación entre mi (ahora ex) marido y yo.

La relación nuestra iba empeorando durante un tiempo, y eso también afectaba el Anti, por razones que explico en un post anterior.

Llegó el año 2014. Después de unos primeros meses cargados de dramatismos — y gracias, en gran parte, al apoyo de la sala Sidecar, los amigos del show, y mis amigos más cercanos — recuperé mi sentido de ilusión hacia el Anti.  El show ha vuelto a sentir, para mi, como el Anti de siempre, cargado de buen rollo, energía, humor, creatividad, y personalidad.

Pero en Madrid, por razones logísticas, seguir con el Anti-Karaoke es más complicado.

Hace años, el Anti-Karaoke en Madrid funcionaba de maravilla; prácticamente iba sólo. Pero eso era antes de la crisis. Hoy en día, el A.K. Madrid requiere una constancia de organización y mantenimiento que no puedo dedicarle. Por un lado: no vivo en Madrid. Y por otro: no soy especialmente un crack administrativa. Tengo límites bastante definidas.

Sí, podría dedicarme a recuperar la fuerza de Anti-Karaoke en Madrid. Pero eso requeriría una inversión de tiempo y energía que, a estas altura, prefiero dedicar a otras cosas.

A lo largo de sus ocho años, he rechazado una cantidad de ofertas de trabajo – la más interesante siendo, hace años ya, co-presentar un programa de tele con Nacho Vigalondo –  para no destabilizar los horarios del Anti-Karaoke.

Ahora tomo otra decisión: cuidar el Anti-Karaoke en Barcelona, y mi carrera de intérprete/comica/cabaretera. De cara al otoño, pienso volver a Madrid cuanto antes, a menudo si sea posible. Pero con otro proyecto.

De hecho, ya se me presentó una nueva oportunidad, aunque puntual: el 3 de julio, el día después del último A.K. Madrid, tendré un papel importante en el pregón “off” en el festival Fringe Madrid en la Plaza Matadero. Es otra de esas oportunidades que se me caen al regazo, sin buscarlas. Imaginaos lo que podría pasar si me dedicara a buscar estas cosas.

Ya lo he hablado con la Sala El Sol y lo hemos dejado de buen rollo. En estos últimos meses, post- cisma antikaraokeana, los de la sala – desde los encargados a los técnicos y tipos de seguridad – han demostrado su apoyo y cariño para el A.K. Me echan cables constantemente para que el show funcione — hasta inflar globos para el escenario cuando fallaron los habituales.

Gracias, mis compañeros de la sala El Sol. Os aprecio y jamás olvidaré lo que habéis hecho para que el A.K. siga con fuerza. Me siento que, entre las actividades preparativas antes de cada show y las conversaciones  post-mortem después, en que me veníais con vuestros pensamientos sobre lo que iba bien y lo que había que mejorar, nos hemos hecho un gran equipo familiar.

Tampoco he cerrado la puerta definitivamente al Sol; hemos quedado en que, si caiga una buena fecha puntual, entonces podríamos ponerlos de acuerdo para ofrecer, con tiempo, un A.K. bien anunciado montado. Pero como algo especial.

¿Molaría, no?

Hay la gente que ha trabajado duro a lo largo de los años para aumentar y embellecer la experiencia antikaraokena: los fotógrafos que han documentado el show desde sus principios en Madtown; Jorge Alvariño, Naroa Fernández, Alejandra Duarte, Hector Vila y Torke VanSchnee. Y por supuesto, nuestro videógrafo-soldado que siempre ha estado allí, desde el principio: Sergio Jungle. Gracias, mis magos de la imagen. Espero que el Anti os ha dado, en imágenes, experiencia, y recuerdos, tanto como habéis dado al Anti.

Gracias también a los habituales que se hicieron “cheerleaders” del Anti-Karaoke, siempre intentando liar a más gente para conocerlo. Pienso en gente como el Inquebrantable McGinty (Toni Rodriguez), Bombazo Platino, y más aún que igual no llegué a conocer porque nunca pisaron el escenario pero venía una y otra vez para disfrutar como público. Pienso en gente que no dejan de venir, da igual las circunstancias en que nos encontramos, como Eddie Ramone, Reina Fartera, Suspe Diem, Manolito Metal, Rigodón, Manuel y Lola Barrero, Catwoman, Mr. Tuckelberry, los hermanos Yarnoz, Crazy Brunette, Rachel’s Dirty Cousin, Empleada del Mes.

Grandes performers que no puedo ver tanto como quisiera en el AK pero que sé que vienen cuando puedan, como Milton Castillo, Painkiller, el Ginecólogo de Nicole Kidman, y Quiero Follarme a Una Indie (esta lista de apodos va creciendo de delirante, no? Qué divertido es teclear todos estos nombres can coloridos, jaja).

Gracias a mis amigos entre los habituales de A.K. Madrid en que podía confiar durante estos últimos meses complicados. Gracias por vuestro apoyo, consejos, compañía, y cariño. A los amigos que ayudaban a hinchar globos, siempre una hora antes de la apertura de puertas, preocupándose por buscar sustitutos para cumplir este detalle cuando no podían por trabajo o lo que sea. Nuno y Jaime Coco Falero Puche, os quiero.

Gracias a la gente que asistía cuando podía y que siempre se acercaba para saludar. Gente que tenía trabajos complicados o que viajaban a menudo; sin embargo, siempre priorizaba venir al Anti-Karaoke.

Gracias a la gente que asistía en el pasado pero, por cualquier motivo, ya no. Pienso en Uvejo, en Máquina Perfectamente Engrasada y el resto de la pandilla de Toledo; en Lizard King, en Spanish Tony Sánchez; en terremotos como Lady Madrid, Rita Von Teese y ErreErreErre… pero hay más.  Gracias por haber estado allí en vuestro momento. Y perdonadme, los que no nombro aquí pero que han estado allí, dejando vuestra huella.

Gracias a la gente, performers o observadores, que me dio un toque cuando veían cosas que había que mejorar en el show.

Gracias a toda la gente que conocí post-show que me expresaban cómo adoraban el A.K. Que venían de vacaciones de todos los continentes del mundo y, eufóricos, que pidieron sacar una foto con ellos, y desaparicieron.

La vida es así, no? Una serie de momentos diamantes. Momentos de belleza y amor que intentamos captar para siempre en una foto.

Perdonad este largo misivo que acabó leyendo como un discurso de agradecimiento de los Oscars semi-pornográfico. Pero joder, nunca parece que hay suficientes ocasiones, ni que tenga suficiente presencia de mente por estar siempre corriendo de un lado a otro para que todo salga bien, para mostrar la gratitud que siento.

En fin: me gustaría despedir este gran show con la celebración que merece. Me gustaría pasar el 2 de julio montando un pollo con vosotros en Madrid.

Así que: una final vez, ayudadme a hacer correr la voz sobre la fecha, para que todos los que aman el Anti se enteren, y que se puedan aprovechar de la última oportunidad de cantar, gritar, y celebrar desde los huevos — o desde el escenario, o desde el público.

Os quiero, Madridf*ckers. Nos vemos el 2 de julio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *