Suck My Dick: Confronting Street Harassment

So I’m walking back home late last night after seeing my piano teacher perform at a bar. I’m alone. I’m in the last stretch, passing by the plaza a block away from where I live. The plaza is populated by the usual late-night crowd: beer sellers and a few stray men sitting on benches.

It’s tranquil and quiet, until a voice cuts through the air:

Hey. Rubia. (Blondie) Rubia. Suck my dick. Rubia. Suck my dick. Hey. Hey! Suck my dick!

Even though I don’t make the slightest sign of hearing him, the chant continues, ever more demanding. SUCK MY DICK.

I keep walking straight ahead as I take out my phone and get the camera ready. Then, calmly, I make a 180-degree turn and walk back to the plaza, stopping squarely in front of the bench where the voice came from, video rolling. This is what ensued:

The funny thing is, I know the man sitting next to the harasser, who I intentionally did not film, who you hearing trying to intervene. He’s a pretty rough-looking but rather sweet man who forms part of a group of between 5 and 8 street people who occupy strategic corners in the neighborhood, drinking beers all day long and generally keeping to themselves. For years I’ve walked by them, occasionally saying hello, and have never been bothered by them or seen them bothering anyone.

Once I turned the camera off, I continued my conversation with that man. You know what he did? He apologized for the asshole sitting next to him. Repeatedly.

“He’s drunk,” he said. “I’m really sorry.”

I put my hand on his shoulder and said, “I’m your neighbor. I live here. And I’d really like to walk in my neighborhood without being shouted at to suck someone’s dick. But you don’t need to apologize for him.”

But he kept apologizing, while the pig to his left sat there, ignored by the both of us.

_____

Post: Shit like this thrives in the darkness, with the complicity of those who see it. If more men stepped up when this happens, like my neighbor friend did, it wouldn’t get rid of harassment. But it would make harassers at least think twice before doing this to women. And we women would feel a bit more safe and confident when walking down our own goddamned streets.

5 comments

  • Esto nos ha pasado a todas, la mayoría de las veces lo ignoras y sigues tu camino como si nada, y en alguna ocasión he contestado, pero todos son unos cobardes o miran para otro lado o son aún más groseros y se ríen sin escuchar, en lugar de rectificar, pedir perdón por su comportamiento y no volver a hacerlo.
    Gracias Rachel por grabarlo y por compartirlo. Qué grande eres!!!

  • Es una pena que aun existan cerdos como estos.
    mas de una vez tuve que intervenir en situaciones parecidas a estas donde el agresor a sorpresa de cabreo de la agredida a respondido con violencia fisica .

    Pero que coño es esto? un tio cerdo que insulta a una mujer, le dice lo que le salio de ese basurero que tiene como boca y mas encima se rebota por que la tia le contesta ?.
    vamos, es para hacer una brigada anti hijos de puta cobardes que insultan a las mujeres y repartirle palos pa que aprendan. no es la solucion responder con violencia ante una violencia claro está, pero es que este tipo de cerdos no se les puede tratar de otra manera. creo que los perros entienden y se comportan mejor.

    Un saludo Rachel!!! 😉

  • Hiciste muy bien grabándolo y afeando su conducta. A todas nos ha pasado y todas deberíamos hacer lo mismo , lo normal es que se acobarden los gilipollas, aunque hay que reunir vañlor para encararlos como has hecho tú, porque nos han educado en la cultura del miedo al macho , lo cual no deja de ser normal, dado el número de agresiones que los machos perpetran sobre las mujeres por día en este mundo.
    Queremos estar tranquilas en la calle. Gestos y acciones como esta que has hecho sirven para empoderarnos. Y también llevar gas pimienta y aprender defensa personal. Quiero decir que en realidad hay que responderles, no está bien que sigan acosando impunemente. Y desde luego necesitamos que los hombres decentes se pongan de nuestro lado y también respondan.

  • Es de pena que ésto sea lo normal. Lo extraño es ir por la noche andando y llegar a casa sin que nadie te haya dicho algo, obsceno o paternalista. A mi me ven con cara de cría y normalmente me dicen cosas de otro tipo, pero la intención es la misma. Olé tú y viva tu vecino que al menos fue capaz de meterse en medio. Tolerancia cero con esta escoria.

    Un beso!

  • Bravo, Rachel. Esto por desgracia ocurre demasiado a menudo a las mujeres y muchas veces influye en su comportamiento, en salir apocadas de casa o a la defensiva, esperando que en cualquier momento te salte algún capullo por medio. Yo vivo en Bruselas y aquí hace un par de años este video grabado con cámara oculta por una estudiante puso en evidencia la triste realidad:
    https://m.youtube.com/watch?v=H0uQInTECI4
    Sirvió para tomar conciencia del problema y que los políticos prometieran multas contra esas faltas…
    El problema es el mismo aquí, en Barcelona o en Nueva York…
    http://www.slate.com/blogs/xx_factor/2014/10/28/street_harassment_video_a_hidden_camera_records_what_women_go_through_on.html
    No hay que dejar que esos abusos afecten, mantener la calma y reaccionar de manera inteligente y sangre fría. Por eso te aplaudo, creo que tu reacción fue de lo más natural y lograste demostrar lo patético de la situación. Sólo entre todos, con más educación y menos consentimiento de situaciones o comentarios sexistas, podremos tener una sociedad más justa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *