Secretos míos

Aquí van unos datos que eran tan escondidos que, hasta que empecé a investigar interiormente, eran secretos aún de mi misma. Me dan un poco de miedo plasmarlo en la web, pero creo que es necesario.

1) Aunque anteriormente disfruté un estilo de vida materialmente cómodo en lo que era el imperio más potente del mundo, me considero, como mis antepasados que huyeron de Alemania Nazi y la Rusia antisemita, una refugiada de guerra. No la clase de guerra que ellos experimentaron, pero una guerra más insidiosa y psíquica que creo que ha contagiado la mentalidad estadounidense.

La guerra interiorizada por sus víctimas sigue siendo guerra; la violencia, aunque cometida por familiares, sigue siendo violencia.

2) Sólo actúo en castellano, nunca en inglés. Lo hago así porque así me siento más segura y escondida.

3) Lo mismo para escribir. Mis más íntimas o dolorosas reflexiones suelen salir, sin querer, en castellano.

4) Mi hice cómica porque era un código: el único formato en que podía comunicar lo que sentía sin tener miedo de ser castigada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *