Pervertido en la calle Princesa

Siempre me han fascinado los desviados sexuales; en concreto, los exhibicionistas. Qué ganan de su comportamiento tan antisocial? Bueno, es obvio lo que ganan: excitación y sin duda un subidón de poder al ver cómo pueden chocar a sus víctimas, inspirándoles asco, miedo, rabia… pero cómo han acabado siendo así? Les pasó algo en la vida? Cómo funcionan sus cerebros?

Leer más